cropped-aml_logo.png

estamos más cerca

visión

Sentimos una profunda admiración por la calidad técnica.

Gracias a eso, Amj ha ido consolidando su trayectoria en el mundo de la arquitectura bajo una premisa sencilla y rotunda que nos ha guiado desde nuestros inicios: el éxito de la construcción nace de la satisfacción personal de alcanzar una ejecución técnica excelente.

Y hoy seguimos creciendo como empresa, incorporando a esta misma causa a todos los que disfrutáis de este modo de afrontar las obras

misión

El nivel de los acabados es el factor determinante a la hora de medir el éxito de una obra terminada. Y nuestra misión será poner en evidencia este aspecto en cada proyecto que afrontemos.

Como profesionales, entendemos que nuestra responsabilidad es reivindicar el valor de la excelencia técnica y dar mayor visibilidad al cuidado en la ejecución de los detalles, para fomentar la competencia de todo el sector en el reto de entregar obras cada vez mejor terminadas.

La aspiración por la calidad final de los acabados no se discute porque es lo que da sentido a nuestro trabajo, independientemente de la escala o el contexto en el que se desarrolle cada proyecto.

valores

Contigo

Construir una relación fluida y cercana con el cliente no es solo una cuestión de amabilidad o una muestra de afecto por un proyecto en común.

A la hora de ofrecer fiabilidad y respaldo en el plano técnico, la empatía mutua juega un papel determinante. Para nosotros es imprescindible establecer una comunicación cómoda, directa y sencilla contigo, que nos permita asimilar mejor todos los factores a considerar, definir conjuntamente unas metas y optimizar el desarrollo de la obra de principio a fin.

Trabajamos nosotros, para ti y por un proyecto común. Pero necesitaremos saber que en todo momento te sientes igualmente partícipe de nuestro plan y que podremos hacer equipo juntos para apuntar a los mejores resultados.

Porque cuando vamos juntos, estamos más cerca.

Precisión

La exactitud es un parámetro esencial en la ejecución de un proyecto técnico.

Y cualquier estrategia que aporte rigor, ya sea en la definición de información, el uso de técnicas y herramientas de obra avanzadas o la coordinación y gestión de los equipos y trabajos, será determinante para mantener el control y aproximarnos a nuestros objetivos con mayor eficacia.

Es razonable contemplar y asumir ciertos márgenes de error en los trabajos. Pero es precisamente el conocimiento minucioso y exhaustivo de estos márgenes lo que otorga un mayor abanico de posibilidades para afrontar con flexibilidad y con garantía cualquier desafío técnico a resolver en obra.

Porque cuando tenemos el control, estamos más cerca.

Exploración de mejoras

La perfección no existe, es obvio. Tampoco en este campo. Entendemos que cualquier actividad o producto presenta siempre condicionantes de diversa índole que implican ciertas limitaciones sobre las expectativas de una ejecución ideal y absolutamente perfecta.

Pero también creemos que hay evidentes diferencias en los resultados cuando se aspira a alcanzar los mejores resultados. Y en definitiva, estamos tan seguros de que la perfección no existe como de que merece la pena perseguirla.

Es precisamente esta convicción la que nos impulsa a mantener una actitud de exploración permanente. A cuestionar el modo de hacer las cosas y a estudiar y ampliar el abanico las posibilidades a nuestro alcance, con el fin de encontrar nuevas soluciones que puedan mejorar de algún modo lo que hacemos.

Porque cuando probamos, estamos más cerca.

Ir arriba